Tras leer las noticias económicas, estas no son nada buenas tras la crisis y los efectos generados por la crisis del Covid-19. Además, nos podemos encontrar noticias  como el incremento de la luz, no generadas por el covid, sino por el precio del gas, como podemos ven en https://www.elespanol.com/invertia/empresas/energia/20200630/luz-subira-verano-precio-no-cierre-carbon/501450780_0.html , y quizás lo peor es que todo lo que leemos no habla de recuperación, sino de efectos más negativos por venir como aumento de deuda que nos llevara a recortes, endurecimiento del crédito en el sector bancario o las consecuencias  de la crisis y la bajada del PIB

Contracción de la economía y morosidad bancaria

La contracción del PIB ha sido importante por los meses del confinamiento, se han cerrado negocios y parado actividad, lo que ha llevado a la contracción económica  https://www.elespanol.com/invertia/economia/macroeconomia/20200630/desplome-historico-pib-marzo-azotado-impacto-covid-19/501700060_0.html

Este parón durante el confinamiento no solo ha llevado a esta disminución del PIB, sino que el decrecimiento del PIB seguirá aumentando al estar aún el país a medio gas, los hoteles y el turismo en periodo de recuperación o cerrado y con una fuerte incertidumbre.

Esta situación económica va a llevar a una reducción de los ingresos de autónomos, empresas y asalariados asociados a los ertes. Esta disminución de ingresos y no de gastos  puede llevar a aumentar el endeudamiento de la familia, lo que hace que no se pueda hacer frente a todos los gastos y la posibilidad de generar morosidad bancaria y asnef.

Además debemos contar que una contracción del PIB lleva aparejada una contracción de la demanda, lo que crea una destrucción de empleo y reducción aun mayor de la economía. Como ya hemos dicho en algún artículo, una bajada del 1% del PIB lleva aparejado un incremento del 0,7% de la morosidad bancaria, por lo que debemos pensar que los bancos serán más restrictivos en el crédito y en concesión de préstamos e hipotecas, dando especial peso a ciertos sectores y según en qué empresa trabajen los solicitantes

Restricción del crédito por la crisis Covid

Como decíamos anteriormente, la contracción del Pib y la economía trae una restricción en la economía y en todos los sectores y aspectos de la economía, que se ve también en la consecución de préstamos e hipotecas. Los bancos ante los efectos que empiezan a aparecer

https://www.elespanol.com/invertia/empresas/banca/20200630/fidelity-advierte-prestamos-fallidos-obstaculo-recupere-normalidad/501450796_0.html

Los préstamos morosos e improductivos obligan a fuertes provisiones bancarias por el crecimiento de riesgo, lo que lleva a depósitos improductivos y con costes, que no ayudan a relanzar la economía, al contrario que en momentos de expansión, que todo el dinero se mueve y es productivo.

En estos casos unidos a los problemas de impagos, se unen los fondos de provisiones que contraen aún más el crédito y cualquier préstamo.

Por eso, para evitar impagos, las entidades financieras suelen ser más receptivas a refinanciar, aunque solo sus préstamos y tarjetas, no los de la competencia, ajustando plazos y tipos de interés a productos más flexibles, como transformación de las tarjetas en créditos a más largo plazo, ampliar plazos de hipotecas… para evitar que los prestamos entren en mora y sea penalizada la entidad por banco de España.