La inversión inmobiliaria suele ser una de las más fiables, y un reducto en tiempos de crisis, debido a una seguridad como suele ser estar en un activo inmobiliario tangible y que además de una plusvalía, puede generar recursos y ganancias adicionales, generados por un cesión en alquiler.

En recesiones económicas normalmente los precios de la vivienda bajan debido a que es una inversión importante, por lo que gran cantidad de compradores se retraen y la necesidad de liquidez y la bajada de financiación al asumir las entidades financieras menos riesgos, se mueven a la baja, ofreciendo importantes oportunidades para invertir, consiguiéndose comprar algunos inmuebles a un precio menor del que se piensa que es el correcto, ni el alto en aceleración económica ni el bajo el recesión.

La inversión inmobiliaria suele ser la preferida para pequeños inversores e inversores poco habituales o con poca cultura financiera, debido fundamentalmente a la sensación de seguridad de estar comprando e invirtiendo en objetos tangibles, como una vivienda o activo, con posibilidad de rendimientos continuos mediante la puesta en alquiler.

inversiones inmobiliarias rentables en Madrid

Existen opciones para rentabilizar la oportunidades inmobiliarias

La inversión en cesiones de crédito

La inversión en cesiones de crédito es una actuación que si bien tradicionalmente ha estado vinculada a grandes inversores, fondos de inversión o inversores profesionales, en la actualidad es una práctica que se está realizando por pequeños inversores o inversores sin una cultural legal muy amplia, mediante el asesoramiento de asesores especializados.

La inversión en cesiones de crédito es la compra de un crédito a una entidad prestamista, bien puede ser una entidad financiera tradicional o un particular y obtener los rendimientos del crédito o bien buscando la adjudicación de la propiedad sobre la que recae la carga y garantiza el préstamo hipotecario.

Las inversiones hipotecarias, según cada caso, es una oportunidad muy interesante, pues se compra una deuda con un tercero, garantizada por inmuebles, lo cuales suelen tener un valor sustancialmente superior al precio de compra de la deuda, por lo que tras un periodo de ejecución legal o notarial, se suele tomar posesión, liquidando con ello el crédito mediante la posesión del bien que garantizaba la deuda.

Como invertir en cesiones de crédito

Las cesiones de crédito como hemos dicho antes, son las ventas de créditos hipotecarios o de cualquier tipo, en la mayoría de los casos fallidos, aunque esto no tiene porque ser siempre así, buscando obtener el bien sobre el que recae el crédito.

Para realizar la compra de un crédito hipotecario es importante un buen asesoramiento y tener en cuenta que necesitaremos un servicio jurídico que continúe con el proceso de ejecución judicial hasta la toma de posesión de los inmuebles hipotecados.

Es importante saber antes de la compra mediante la criba y observación de la oferta de créditos, de las oportunidades reales de cada cesión de crédito, ver si se puede enervar, si es una sociedad, si está alquilado, si es vivienda habitual, si existe algún propietario bajo violencia de género o menores que impide al alzamiento o ejecución judicial posterior, por lo que es importante una investigación previa.

Las cesiones de crédito son vendidas normalmente a través de intermediarios financieros o fondos de inversión, pues es muy difícil de obtener directamente de la entidad financiera, a no ser que se sea un importante inversor que desee comprar carteras extensas.

La cesión de créditos se realiza siempre mediante escritura y compra notarial, traspasándose todos los derechos sobre dicho crédito y traspasándose la opción de realizar cualquier opción legal sobre dichos préstamos y obligaciones.

El principal atractivo de las cesiones de crédito, si bien puede llevar un plazo largo de tiempo hasta que se pueda tomar posesión y disponer del bien, es el poder acceder a un bien a un precio muy inferior al de su valor de mercado, lo cual compensa la espera y los posibles riesgos asumidos, pues si bien se tarda mas o menos tiempo en acceder al bien, al final un préstamo hipotecario impagado, lleva irremediablemente antes o después a la adjudicación de la garantía.

Si bien pueden darse casos en los cuales se produce el pago de la deuda y no se accede al bien, es también un buen negocio, pues el montante también suele ser superior al precio de compra, por lo general igualmente beneficios financieros.

Otras inversiones en créditos inmobiliarios

Las cesiones de crédito pueden llevar a importantes plusvalías para los inversores

La cesión y compra de créditos no es la única opción. Podemos encontrar importantes oportunidades en otros productos sin necesidad de entrar en periodos judiciales largos para conseguir y adjudicarse la propiedad.

Existen múltiples opciones como las cesiones de remate, por el cual se pasa la opción de obtener la titularidad del inmueble en subasta, la compra de pisos ya adjudicados, pero a los cuales no se ha podido pasar y tomar la posesión del inmueble, debido a que tenga okupas, inquilinos, inquilinos pendientes de pago.

Esto lleva igualmente a importantes oportunidades, pues se venden con rebajas al tener personas dentro, pero con periodos de posesión más cortos, al poderse desahuciar o esperar el vencimiento del contrato de alquiler y venderse directamente ya la propiedad y no los derechos sobre una propiedad.

Debemos de tener en cuenta que conforme aumenta el riesgo, la oportunidad de plusvalía es mayor según el riesgo asumido y la disponibilidad de espera para la adjudicación.