Financiación 100 más gastos

Es muy poco común en los tiempos que estamos él encontrar productos que consigan las financiación 100 más gastos o la financiación del total de la compra aportando los gastos, pero sin embargo sigue siendo un producto demandado por gran cantidad de compradores.

En muchos casos, el pago de altos alquileres en ciudades como Madrid y Barcelona, lleva a que el ahorro no exista, pues las tasas de esfuerzo para el pago de alquiler es aun más elevado que para el esfuerzo de la cuota hipotecaria, en muchos casos debido al déficit de viviendas de alquiler y a la burbuja de este, lo que lleva que muchas personas con estabilidad e ingresos, no puedan afrontar un ahorro para realizar la compra de su vivienda, buscando financiación al 100 más gastos

Porque solicitar financiación al 100 más gastos

En caso de un alquiler elevado, en el cual además de afrontar todos los demás gastos diarios de una familia, gastos escolares, imprevistos transportes,.. Lleva a muchas familias a una situación en la que se llega justo a final de mes, y aunque no existe un endeudamiento, tampoco se puede optar a un ahorro, estando los gastos a la par de los ingresos, y que se encuentra en un bucle de pagar todo y no conseguir ahorro, desestimando toda posibilidad de compra, hipoteca y poder transformar el alquiler en el pago de un crédito hipotecario, que nos permita realizar una ahorro mes a mes y aumente el patrimonio de dichas familias.

financiacion de vivienda sin ahorros al 100%

Podemos comprar una casa aunque no tengamos nada de ahorro

En estos casos, cambiar un alquiler por una cuota hipotecaria, puede llevar a un ahorro a largo plazo del precio de la vivienda adquirida, siempre que se sea capaz de conseguir una hipoteca con poco o nulo ahorro, la cual en muchos casos, suele tener una cuota inferior al alquiler, que en muchos casos, debido a la alta demanda y la escasez de oferta, es muy caro, y según los expertos, en una fuerte burbuja en el territorio nacional.

Estos casos son los únicos para que muchas familias puedan optar a la compra de un inmueble, si se concede la financiación al 100 más gastos, pudiendo generar un ahorro y un patrimonio inmobiliario.

Cómo solicitar una financiación 100 más gastos

Debemos tener claras varias cosas al solicitar un producto como este. Es una hipoteca con más riesgo para el banco, por lo que las opciones de conseguirla serán más escasas, pues muchas entidades no estarán dispuestas a asumirlas, los criterios de concesión más elevados, con la incorporación de garantías adicionales en muchos casos y que no estarán disponibles para todos los inmuebles, en función de la valoración, localización, tipología o las garantías adicionales que podamos aportar para conseguir la hipoteca.

Es posible financiar la totalidad de la vivienda y guardar ahorros para gozar de tranquilidad

Las financiaciones más comunes a la hora de conseguir estos productos han sido la compra de inmuebles bancarios, procedentes de las cartera de activos del banco. Las entidades propietarias, con tal de soltar lastre y conseguir liquidez, estaban dispuestas a financiar el total de la compra, aportando el solicitante solo los gastos, pero esto es una práctica menor cada vez. Los inmuebles mas apetecibles han sido vendidos y la financiación se está restringiendo a un máximo del 90% de la compra en la mayoría de los casos.

En determinadas situaciones en las cuales la venta es complicada y la financiación es un problema, el mercado ha respondido con contratos de alquiler con opción de compra, en los cuales parte del alquiler se desquitaba del precio de compra, difiriéndose el precio de pago a lo largo del tiempo, por lo que era posible financiar una parte del precio aplazado, habiendo aportado cantidades previamente, pudiéndose optar a compras de inmuebles.

Sin embargo, la más demandada por los usuarios es la compra con la financiación vía hipotecaria del total del precio de compra, o bien, financiando el total de la compra mas todos los gastos inherentes a ella.

Este es un producto hipotecario muy poco recomendado por el Banco de España, pero que sin embargo, se sigue solicitando en el mercado de particulares. Mediante un buen perfil y una estabilidad laboral, aportando en muchos de los casos un aval personal o patrimonial, se pueden conseguir hipotecas sobre el total de la inversión al realizar la compra de una casa, pudiendo aplazarlo todo en cuotas de hasta 30 años a unos tipos de interés muy competitivos.

Si bien tiene inconvenientes como una carga excesiva sobre la casa, en muchos casos por encima del valor, lo cual impide realizar la venta en caso de necesidad, y un endeudamiento mas elevado que para el resto de personas, pues además de financiar el 80% como el resto, se financia el ahorro necesario, más los gastos, asumiendo un interés mayor.

Si bien estos productos son cada vez más raros y difíciles de conseguir, en nuestra empresa, podemos conseguir financiación al 100 en viviendas de la comunidad de Madrid, en función del tipo de cliente y de las garantías aportadas.