Si se tienen deudas con las administraciones públicas o terceros pendientes de cobro, estas pueden recaer sobre todos los bienes presentes y futuros, incluso sobre las herencias en el momento de recibirlas.

En el momento de recibir herencia con bienes, se producen comunicaciones al catastro y al banco de España en el caso de cambio de titular de las cuentas bancarias, por lo que si las deudas son con entidades públicas serán conocedoras de la nueva situación con los bienes incorporados a su situación personal con la posibilidad de trabar nuevos embargos sobre los bienes a fin de llevar adelante el periodo de cobro.

La diligencia que lleva a realizar los trámites de herencia hacen que estas deudas sigan vigentes al final del periodo de legalización de la herencia, pues suelen ser difíciles de cancelar en 6 meses y se pueda afectar a familiares si la herencia es conjunta.

En estos casos lo más recomendable es la consecución de liquidez con la herencia para el pago de estas deudas, con la posibilidad de negociación por anticipado antes de trabar embargos con nuevos costes.

Liquidez con la Herencia

En casos de herencia con propiedades inmobiliarias o ciertas concesiones administrativas como licencias de taxi, es posible la obtención simultánea de préstamos a la vez que la aceptación de herencia, por lo que se pueden conseguir préstamos hipotecarios de plazos de hasta 20 años que paguen las deudas contraídas anteriormente y eviten la inclusión de embargos en los bienes heredados

Si bien es hipotecar bienes libres de cargas, las deudas no tardaran en convertirse en cargas sobre dichos bienes una vez realizada la aceptación de herencia, pues se trabaran embargos o diligencias de embargo sobre dichos bienes que trabaran irremediablemente cualquier bien.

Los préstamos sobre aceptación de herencia son soluciones para evitar ejecuciones futuras sobre bienes recibidos en función de las deudas anteriormente contraídas.

La opción de no realizar la herencia, contando con que la hacienda pública o demás entidades no conozcan la nueva situación no es una buena idea, pues las sanciones por pasar los 6 meses para su realización y los intereses de demora son muy altos y pueden suponer en poco tiempo un  montante aun mayor al recibido.

Préstamos para pagar gastos de herencias

Estos préstamos también están disponibles para hacer frente a los gastos e impuestos que conlleva una herencia, o para pagar hipotecas en mora, pues el pago puede haberse dejado de realizar por una larga enfermedad del desconocido o por desconocimiento, encontrándonos que están en procedimientos judiciales al realizar la aceptación de herencia.

En estos casos, es la mejor opción para pagar rápido, evitar intereses de demora y gastos judiciales, reunificando las deudas en préstamos de hasta 20 años y cancelarles en cualquier momento que se quiera realizar el pago , ya sea por realizar una venta o por cualquier otra opción.