En tiempos de crisis como la que nos encontramos, con graves problemas económicos, no es extraño la avalancha de morosidad tanto particular como empresarial, que lleva a engordar las listas de morosidad y aparecer en asnef, Experian, Rai, fij… no es tan extraño.

El estar en asnef o cualquier otra lista de morosidad es un factor que dificulta enormemente la vida económica y financiera de cualquier sujeto. Aparecer en listas de asnef evita cualquier solicitud de financiación si este apunte de asnef es superior a 300 euros en casos como telefonía y si es un apunte financiera, sea cual sea el importe, por lo que el acceso a la financiación vía tradicional es prácticamente imposible, independientemente de las condiciones financieras que pueda tener y de que el fin sea la cancelación de dicho asnef, por lo que hay que recurrir a otras vías para conseguir  la financiación

Que es necesario para conseguir préstamos con asnef

Para conseguir préstamos con asnef, lo más aconsejable es recurrir a agentes financieros serios que tramiten el proceso, pues hay muchos casos que cobran por el estudio y no llevan a ningún sitio.

Es fundamental saber que cualquiera no puede acceder a un préstamo con asnef, sino que tiene que cumplir ciertos requisitos básicos.

Tenemos que tener constancia que al estar incluidos los solicitantes en ficheros de asnef y morosidad, la garantía personal para la solicitud del préstamo, tiene una validez prácticamente nula, por lo que la posibilidad de un préstamo personal en nula, excepto en casos muy excepcionales.

En estos casos, la única opción es el préstamo personal con garantía, normalmente inmobiliaria, de carácter urbano y en sitios con una demanda estable, núcleos poblacionales con cierta importancia y con una relación precio con el préstamo solicitado prácticamente del doble como mínimo en los casos más ajustados.

La garantía hipotecaria es la principal característica del préstamo, pues es la única garantía que garantiza la concesión, la garantía personal carece de valor, pues al estar en asnef, ya se tiene la característica de tener impagos y se mira al solicitante con lupa.

Existen casos en los cuales los impagos no son directos del solicitante, sino que es moroso indirectamente al haber sido avalista y no haber tenido constancia de la morosidad hasta que no tenía solución y era imposible el pago.

Otro requisito para solicitar un préstamo con asnef con la nueva ley es demostrar ingresos suficientes para el pago de las cuotas resultantes, además de cumplir con el resto de obligaciones del prestatario.

Se deben demostrar ingresos suficientes para cumplir un ratio de endeudamiento adecuado, en el cual se pueda comprobar que puede pagar el nuevo préstamo además de los demás préstamos que tenga.

No es posible hoy en día por muy importante que sea la garantía hipotecaria en la mayoría de los casos la solicitud de un préstamo con garantía hipotecaria por muy superior que sea el valor de esta respecto al importe solicitado.

Trámites para firmar prestamos con asnef

Los préstamos con asnef independientemente de que no sean concedidos por entidades tradicionales, están legislados por las mismas normas que cualquier otro tipo de préstamo hipotecario, independientemente del prestamista.

El prestamista suelen ser entidades o financieras desde el año pasado reguladas y dadas de alta por el banco de España, que cumplen todos los criterios a los que se acoge cualquier banco normal.

Se debe firmar ante notario, con el asesoramiento notarial pertinente, libre elección de notario, entrega publica y demostrada de toda la documentación y características del préstamo, tasación libre de la propiedad y todas las medidas legales para la ejecución hipotecaria como cualquier entidad financiera

Para formalizar un crédito hipotecario debemos demostrar ingresos fiscales mediante nóminas, renta, pensión, etc. Debemos aportar la Cirbe para ver el endeudamiento previo si lo hubiera y recibos de lo que se paga ya con anterioridad y una tasación del bien que garantice la propiedad.

En cuanto a la formalización, deberemos elegir notario, tendremos obligatoriamente un plazo de diez días para estudiar toda la documentación, realizar un asesoramiento notarial previo a la firma de la hipoteca con anterioridad a la firma de la hipoteca y realizar la firma posteriormente en la misma notaria