Si nos damos una vuelta por varios bancos tanto si recorremos sucursales como si miramos sus páginas webs de las distintas entidades, podremos ver que la premisa de financiación del  80% del valor de compra, condicionado a que este no sea inferior al de tasación es una constante.

Si bien en zonas rurales o con poca demanda inmobiliaria y precios más bajos no es una cantidad muy importante, en inmuebles con precios más elevados puede llegar a ser la aportación del 30% del valor de la vivienda más los gastos una cantidad muy importante que pueden llevar a anular  del mercado inmobiliario una gran cantidad de demandantes de compra de inmuebles.

A pesar de esto, existen diferentes formas de comprar viviendas con pocos o nulos ahorros, sin llegar a porcentajes del 30% de compra, pudiéndose comprar una casa con menor importe y obtener la financiación deseada

Como conseguir hipotecas al 100% y sin ahorro o con poco ahorro

Es posible conseguir tu hogar financiándolo al 100%

Si bien la financiación de viviendas por encima del 80% no es el tipo de financiación más cotidiano y utilizado, los préstamos que financiaron importes superiores al 80% recomendado por el Banco de España, está en porcentajes cercanos al 10% del total de los préstamos concedidos en el sector financiero nacional.

Si bien la compra de casas con poca financiación y ahorros inferiores a los recomendados, esto es posible.

A las entidades financieras no es lo que más les convence, pues se corre un riesgo mayor, al aportar menos fondos la posibilidad de impagos aumenta y ante un problema financiero o una bajada de precios del mercado inmobiliario, es más complicado su venta y amortizar la hipoteca, al estar sobre financiado y  tener menor margen de maniobra a la hora de vender ante imprevistos.

No es necesario una gran cantidad de ahorro para poder financiar tu hogar

Pero si a pesar de todo, queremos adquirir una casa con un bajo nivel de ahorro podemos optar por diferentes opciones:

  1. Intentar optar por solicitar una operación en nuestra entidad financiando importes superiores al 80% del valor de compraventa. El no ya lo tenemos previamente. Si al banco le interesa siempre puede hacer excepciones si le interesa el cliente, cuando son funcionarios, perfiles importantes o vips, sectores que les interesa incorporar a su negocio por otras oportunidades comerciales o bien aportando otras garantías adicionales como avales..

No es seguro, pero existen multitud de casos en los que incorporar garantías o  intervinientes a la operación que las afiancen y los departamentos de riesgos de los bancos pueden hacer excepciones

  1. Centrarse en oportunidades bancarios y comprar activos de los bancos. Si bien muchos bancos con tal de deshacerse de sus activos y mejorar su balance financiero hacen importantes descuentos, también son dados a las excepciones como la sobrefinanciación.

Durante muchos años han financiado el total del inmueble al 100% de compra aportando solo los gastos, por lo que el ahorro a aportar era mínimo. En la actualidad esto es más complicado, pues si bien un gran número de pisos de bancos han desaparecido y están vendidos, encontrar algo que nos encaje es más complicado.

En la actualidad, si bien realizan excepciones aumentando su financiación, muchos bancos como el Santander han limitado esta financiación hasta el 90% del precio de venta, por lo que el ahorro a aportar se ha duplicado del 10 al 20%

  1. Dejar la hipoteca en manos de expertos. Solicitar una hipoteca es algo que se hace en muy pocas ocasiones y debemos tener en cuenta que ni todas las entidades son iguales y las personas que trabajan dentro de la misma entidad tampoco lo son.

Si optamos por la contratación de un agente bancario experto en este tipo de operaciones, la posibilidad de concesión de una operación al 100%, al 100% más gastos o con una financiación por encima del 80%  será mucho más posible.

Debemos tener en cuenta que es una opción complicada, por lo que no es factible en muchos casos que la podamos conseguir por nuestra propia cuenta, y si bien la contratación de un bróker que estudie, seleccione y presente nuestra operación a las personas a las cuales se les debe presentar, lleva aparejado unos honorarios, bastante altos en la mayoría de los casos, suele ser rentable, pues elimina el alquiler perpetuo, permitiendo comprar  una casa en propiedad y el alquiler se convertirá en una parte de  ahorro al ir amortizando poco a poco el préstamo hipotecario.

Si está interesado en un estudio gratuito sobre las posibilidades reales, puede contactarnos aquí.

Podemos financiar tu hogar con poco dinero ahorrado

Ahorros necesarios para comprar mi casa

Esto dependerá del perfil que tengamos, las posibilidades de avales, la tasación que se pueda realizar, etc.

Es conveniente financiar el menor importe posible de la propiedad para tener un menor riesgo y poder venderla incluso ante bajadas de precios. Independientemente de que podamos financiar cantidades mayores, hay multitud de variables que debemos tener en cuenta:

  • La seguridad de poder pagar los plazos de las hipotecas incluso con imprevistos. Debemos tener en cuenta los ingresos que tienen una completa seguridad si realizamos hipotecas al 100% y lo conveniente sería que se pudieran pagar con uno de los dos componentes de la pareja, por si uno se quedara en paro o sin ingresos
  • Debemos tener en cuenta todos los gastos adicionales que nos llegaran al ser propietarios y no inquilinos. Tendremos que atender a Comunidad de propietarios, ibis, posibles gastos de reforma o mantenimiento de la propiedad, los seguros de hogar o de vida asociados al préstamo que llevan a que el pago real asociado a la cuota hipotecaria sea mayor
  • Ser realistas a la hora de realizar la compra, tanto sobre la vivienda a comprar sobre nuestras posibilidades de pago. Si la vivienda está bajando puede que no sea el momento idóneo para comprar, si tiene características que pueden hacer más complicada su venta, si estamos pagando un sobreprecio por estar al lado del domicilio de nuestros familiares o si vamos a pagar por servicios comunes de la comunidad que no vamos a utilizar como piscinas o gimnasios.

Hay que tener en cuenta que el impago de la hipoteca puede llevar a procedimientos judiciales con importantes gastos asociados tanto económicos como sociales, con un alto coste futuro.