En caso de haber tenido problemas financieros anteriores  y tener deudas personales debido al impago de obligaciones anteriores, ya sean préstamos, impuestos o cualquier otra obligación tanto sea con administraciones públicas como privadas quizá deberían desincentivarnos a entrar de nuevo en nuevas obligaciones que pueden volver a terminar mal.

Sin embargo, en caso de que la situación económica después de un periodo de estabilidad haya cambiado, se tengan ingresos recurrentes en el tiempo y con cierta seguridad, se puede plantear arreglar todos los problemas financieros generados con anterioridad.

Normalmente, los préstamos con asnef, más costosos a la hora de formalizar que los préstamos  sin estos problemas de morosidad, suelen ser solicitados para situaciones  más esporádicas y con mayor importancia por su destino, por lo que se solicitan para situaciones de mayor gravedad y evitar situaciones desagradables.

Las principales causas normalmente son:

Financiar Embargos de Hacienda, Seguridad Social…

En  muchos  casos el tener embargos de Hacienda y Seguridad, se bloquean las cuentas bancarias y los ingresos que se puedan tener, se pueden  producir procedimientos judiciales que pueden llevar a ejecuciones hipotecarias de las propiedades, se producen altos intereses de demora y sanciones que pueden llevar a incrementar la deuda inicial, por lo que aunque una financiación con unos costes elevados y unos tipos de intereses  no sea lo más recomendable, puede llegar a ser más barato que los costes adicionales de una deuda administrativa, y evitar multitud de problemas personales y económicos debido en muchos casos a las acciones agresivas de cobro realizadas por las distintas administraciones

la tranquilidad de refinanciar las deudas personales

Refinanciar las deudas personales comporta una gran tranquilidad

Refinanciar deudas personales

Es posible que hayamos contraído una gran cantidad de deudas personales que están impagadas y no podemos solucionar, pues los acreedores no dan opción al fraccionamiento de los pagos y piden el total de la deuda. En otros casos, por pronto pago pueden ofrecer importantes quitas de más del 50% del total de la deuda, querer refinanciar  las deudas personales que tengamos después de un periodo de problemas económicos, pérdida de empleos, quiebra empresarial y no estar bajo el miedo a embargos, procesos judiciales, empresas de recobro.. y esta opción sea la única, al estar incluidos por todas estas deudas en los ficheros de morosidad

Entrar en el sistema financiero de nuevo

Es posible que queramos refinanciar y eliminar todas las deudas anteriores, con el fin de volver a reintegrarse al sistema financiero normal, con el fin de volver a solicitar créditos, hipotecas para comprar tu casa, prestamos empresariales, prestamos ICO o poder solicitar aplazamientos de impuestos, subvenciones, ayudas y eliminar nuestro nombre de cualquier impago asociado.

Por eso en muchos casos esto puede ser una de las causas de refinanciar deudas de forma urgente, a pesar de tener unos costes más elevados que en el sector financiero tradicional, pero que no nos facilitaran ningún producto financiero si engrosamos las diferentes listas  de morosidad.

Los beneficios de refinanciar  deudas personales no son solo económicos, sino también psicológicos, pues eliminar llamadas a todas horas de empresas de recobros, no sentirse excluidos de ayudas, beneficios financieros, etc tiene una gran importancia a medio y largo plazo, que nos hacen la vida más fácil