Esta mañana nos desayunamos con la caída del PIB del 5,2% en España, la mayor de la historia, el despido de Airbus, la presentación del ERE de Nissan, las recomendaciones del Banco de España de subir impuestos tras la crisis reducción del gasto… La verdad es que desde que empezó la crisis, entre noticias de pandemia y consecuencias económicas, nos dan ganas de desconectar teléfono y televisión y volver a meternos en la cama

Las previsiones son muy malas, la deuda española era muy alta antes de la crisis, casi del 100% del PIB antes de la crisis, muy por encima del 60% al que nos comprometimos en 1986 al entrar entonces en la CEE, lo cual agravado ahora al financiar la situación coyuntural del covid va a llevar la a unos niveles de endeudamiento con funestas consecuencias para la economía.

La deuda actual puede traspasar de generación debido al montante para amortizar la. Estos niveles de deuda llevan a que una parte muy importante de los ingresos públicos y la devolución de capital e intereses muy elevados, lleven a la posibilidad de invertir dinero público en otras partidas como sanidad, educación, infraestructuras o políticas  sociales. Todos los agentes económicos tienen que tomar medidas y actuar en base a sus posibilidades y endeudamiento para evitar quiebras o suspensiones de pagos, desde el estado con los presupuestos generales del estado, hasta familias o pequeñas empresas, adecuando sus cuentas de ingresos y gastos, mediante diferentes acciones.

Refinanciar deudas personales

Debemos refinanciar las deudas personales como particulares, adecuando los gastos y cuotas a la variación de ingresos que puedan existir, intentándolo de varias formas, unificar pagos de los préstamos, adecuar cuotas, ampliación de los plazos de devolución, intentar redirigir las deudas personales que tengamos a tipos de productos crediticios que nos beneficien en cuanto tipos de interés más ajustados..

La refinanciación de deudas personales es una acción preventiva, antes de llegar a impagados y asnef en el caso de particulares o suspensiones de pagos y concursos de acreedores en el caso de empresas. Una correcta prevención y diferimiento de los gastos lleva a un incremento de liquidez a corto plazo, más libertad de movimientos económicos al no tener cuotas altas y posibilidad de ahorro y amortización de préstamos con cuotas más altas o con mayor tipo de interés

Reunificar deudas de forma urgente

La reunificación de deudas en una crisis imprevista y de rápidas consecuencias y con efectos inmediatos es una necesidad y debe hacerse sin dilación, el sector financiero se mueve rápidamente también restringiendo el crédito, elevando tipos de interés o  agotando la liquidez para la concesión de crédito, este no es indefinido y sin límite. Si no se hace con rapidez, además de agotamiento de recursos para concesión de crédito, puede darse algún impago que nos incluya en el asnef o listados de morosidad, que impidan la reestructuración de créditos por la banca tradicional.

Refinanciación de deudas en Madrid

La refinanciación de deudas en Madrid es algo que hacemos desde hace mucho tiempo, aunque operamos en todo el territorio peninsular. Asesoramos sobra las acciones a realizar en la refinanciación de deudas en Madrid de forma presencial y telefónicamente si no es en la comunidad. Es posible que al estudiar la refinanciación de préstamos o deudas, existan impagos que se puedan ofrecer quitas, prestamos con intereses sin capital que amortizar, cuotas o deudas al final de su vida o con intereses cero, por lo que le realizaríamos un estudio personalizado, le daríamos distintas opciones en función de sus necesidades o preferencias y en base a los posibles criterios de aprobación de la reunificación de sus deudas

En base a sus preferencias y posibilidades, podemos darle las mejores opciones de refinanciación de deudas y prestamos.