La solicitud de un préstamo hipotecario es la petición de una financiación garantizada con la aportación de una garantía inmobiliaria, que respalda la financiación, la cual está vinculada a dicho bien.

Normalmente la petición de un préstamo hipotecario está ligada a la compra del bien hipotecado, siendo esta la finalidad principal, que es la compra del propio bien sin disponer de la capacidad suficiente para realizar la compra de dicho bien.

Sin embargo, pueden darse hipotecas para fines diferentes e la compra de dicho inmueble y solicitar créditos hipotecarios sobre bienes que ya están a la disposición del solicitante y tener la titularidad y pleno dominio de dicho inmueble.

Normalmente, para la obtención de fines diferentes a la compra del inmueble, esta será diferente y tendrá unas condiciones más duras y unos precios mas elevados. Si bien pueden darse casos en las compras de financiación superior al 80% del valor del inmueble, e incluso de financiar hasta el 100% del valor del inmueble, en estos casos el porcentaje de financiación del préstamo será bastante inferior, y las condiciones y precios del préstamo serán más altas, debido a que no tienen bonificaciones por vivienda habitual y no es una compra, algo para lo que los bancos compiten mas en nuevas hipotecas.

Sin embargo, a pesar de perder condiciones ventajosas frente a otros créditos hipotecarios, pueden ser por sus características la mejor opción para según qué finalidades, además de poder optar a tipos de financiación que no podríamos optar en otras circunstancias.

Unas condiciones que son siempre inferiores a las de cualquier tipo de interés de un préstamo personal o tarjeta, un plazo mucho más largo que en la financiación con vinculación exclusivamente personal, que nos permite reducir las cuotas, incrementar el importe de préstamo solicitado, solicitar carencias o poder acceder a créditos estando en asnef, rai o cualquier otro fichero de morosidad, son algunas de las características que los sitúan como la mejor o única opción en algunos casos.

Algunas de las finalidades alternativas a la finalidad de compra del bien al solicitar el crédito hipotecario son:

  • Poder refinanciar deudas y prestamos

En tiempos de crisis es con seguridad la más solicitada. Mediante la refinanciación o reagrupación de deudas o préstamos personales, tarjetas de crédito o Revolving, se consigue la cancelación de todos los prestamos y deudas anteriores y conseguir una única cuota de préstamo a pagar, con todas las ventajas que ello conlleva.

refinanciar prestamos y tarjetas en Madrid

las tarjetas es uno de los microprestamos con mayores intereses

 

Financiando todos los prestamos, tarjetas, microprestamos etc, conseguimos una reducción de los tipos de interés y un plazo de amortización significativamente más larga, lo cual nos lleva a un pago mensual del préstamo significativamente menos que la pagábamos consiguiendo reducir las cuotas de préstamo significativamente.

Las refinanciaciones en la mayoría de los casos se solicitan cuando el deudor esta significativamente endeudado y tiene serios problemas para hacer frente a sus pagos, con lo que de esta forma puede reducirlos y bajarlos significativamente.

Además, al refinanciar o reagrupar las deudas, también lo podemos hacer no solo con las que están al día, sino con las que están en impago o asnef, lo cual nos permite salir de las diferentes listas de morosidad, lo cual solo es posible mediante la financiación de un préstamo hipotecario, que nos financiara un bajo porcentaje de la propiedad, normalmente no mas del 40%, pero que nos permitirá conseguir financiación, lo cual no podríamos conceder de ninguna otra manera.

Conseguir financiación para reformas integrales de la vivienda

Si la reforma que queremos realizar es pequeña podemos realizarla mediante préstamo personales, por lo que no sería necesario realizar una hipoteca. Sin embargo, pueden darse casos en los cuales esto no es posible o recomendable. Si el propietario del bien a reformar ya está endeudado, un nuevo préstamo personal puede llevar a un sobreendeudamiento, lo que puede generar un grave problema y llevar a corto plazo a una refinanciación igualmente. También puede darse casos en los que la reforma es tan elevada que deba de financiarse como hipoteca, para poder conseguir un préstamo mayor y no tener una cuota desmesuradamente alto. Esto puede darse en casos de casas de campo o antiguas a reformar, en casos de herencias con inmuebles descuidados o que necesiten una importante actualización.

financiacion de reformas en Madrid

las reformas integrales no es recomendable financiarlas por productos de consumo

Es posible conseguir préstamos hipotecarios para realizar importantes reformas sobre la vivienda, aportando esta o cualquier otro activo inmobiliario como garantía, por lo que el importe de préstamo a solicitar será mayor y las cuotas que se deban hacer frente del préstamo serán sensiblemente más bajas.

Financiar la apertura de un negocio

La financiación de una empresa nueva o un proyecto empresarial sin una experiencia previa, puede llevar a tener unas nulas posibilidades de obtener créditos para la ejecución de dicho proyecto.

Los bancos no suelen financiar sueños como ellos muchas veces dicen al presentarles el nuevo proyecto y deniegan los fondos necesarios para conseguir liquidez, en caso de no tener unos ingresos alternativos seguros al proyecto que se va a empezar o poder aportar avalistas a la solicitud.

Sin embargo, en caso de poder aportar garantías como inmuebles,  la financiación de nuevos proyectos empresariales es significativamente más sencilla, teniendo muchas posibilidades de obtener financiación y conseguir un préstamo hipotecario

financiar nuevos negocios en Madrid

Los prestamos hipotecarios muchas veces es la única opción de conseguir financiación con cuotas mas bajas y asumibles

Poder pagar los gastos de Herencias y el impuesto sobre donaciones

En muchos casos, según el territorio donde recaiga la herencia y según el grado de consanguineidad con los herederos, aceptar la herencia no es barato, o pueden que lleven aparejadas deudas a las que debamos de hacer frente o financiarlas a medio y largo plazo, como préstamos personales, impuestos o ibis impagados, los altos impuestos de sucesiones o donaciones.

financiación de gastos de herencias en Madrid

Las herencias en muchos casos llevan altos gastos y costes en función del territorio y el fallecido

Es importante al aceptar la herencia hacer frente al pago del impuesto, pues es uno de los actos con mayores sanciones y gastos por impago, que pueden traer sanciones y problemas superiores a la de los bienes recibidos por los herederos.

En muchos casos, el no disponer de fondos por los herederos, puede llevar a renunciar a múltiples herencias, que aunque posean un importante patrimonio, carecen de liquidez alguna, por lo que no pueden hacer frente los herederos a los gastos.

La financiación vía hipotecaria puede llevar a pagar todos los bienes de aceptación de herencia, con los impuestos aparejados y financiar las deudas que esta pueda tener y poder pagarlo en cuotas cómodas  y diferidos a lo largo del tiempo, en plazos de hasta 20 años

Poder cancelar y pagar embargos , evitar desahucios, subastas judiciales..

En caso de tener propiedades en procesos judiciales por los que podamos tener problemas de subastas o perder nuestras propiedades, la  financiación solo podrá realizarse mediante la financiación de un crédito hipotecario, pues es complicado que algún banco nos financie deudas en ejecución judicial o un embargo. Normalmente el problema de cancelar este tipo de deudas es que nos solicitan el total de ella, sin posibilidad de aplazamiento o pagos diferidos a plazos en el tiempo, por lo que la refinanciación de estas deudas es la única forma de pago, mediante hipotecas de hasta 20 años con  cuotas hipotecarias factibles por ser de un importe menor, pudiendo conseguir paralizar desahucios  o cancelar la subasta pública de los bienes sobre los que recaen los procesos judiciales

 

Estos son algunas de las diferentes posibilidades de préstamos hipotecarios diferentes a la compra de inmuebles, si bien puede haber otras, como garantizar pólizas de crédito, financiar autopromociones, financiar impuestos futuros o sanciones…