En la situación de pandemia actual y fuerte crisis económica, es muy común llegar al endeudamiento de los préstamos rápidos, microcréditos, tarjetas de crédito de todas las opciones y empresas imaginables y recurrir a préstamos preconcedidos, con lo cual hay que tener mucho cuidado.

Si bien ante una problema de liquidez e impagos, una rápida inyección de tesorería que nos permite pagar las deudas personales, puede ser un problema a medio y largo plazo, si se recurre a ingresos excepcionales como la solicitud de financiación para pagar pagos regulares y cotidianos, lo que lleva a un efecto bola de nieve que nos llevara a la imposibilidad de realizar todos los pagos en poco tiempo.

Solicitar préstamos para pagar las cuotas de otros préstamos

Ante los impagos de las obligaciones personales y préstamos de cada persona se pueden llegar a hacer autenticas estupideces movidos por la angustia y lo que parece una buena solución a corto plazo, puede ser un problema aun mayor e irremediable en un plazo muy corto de tiempo.

Hemos visto numerosos casos en los cuales ante problemas financieros por bajada de ingresos, Ertes, despidos, etc. se recurre a prestamos preconcedidos, tarjetas de crédito sin usar o con disponibilidad, microcréditos… para hacer frente al pago de las cuotas mensuales de préstamos e hipotecas, lo cual no es sino el mayor de los errores posibles, a no ser que se esté vendiendo activos inmobiliarios y se puedan cancelar todos de golpe, pues estamos sumando mas letras mensuales a las que ya con anterioridad no podíamos pagar y aumentando el endeudamiento, lo cual llevara a mas reclamaciones de departamentos de recobro y de entidades financieras solicitando los pagos y procedimientos judiciales, pues este camino aunque retrasa el problema no lo elimina, sino que va creando un problema piramidal, que en cualquier momento explotara y llevara al desastre.

refinanciar deudas y prestamos personales en Madrid

Es posible con ayuda refinanciar deudas en asnef

Los problemas y los altos intereses de los microprestamos

Este es un producto con un grave problema, pues gozan de un enganche importante, pues casi todas las empresas ofrecen el primer préstamo sin intereses y aseguren el dinero en cuenta en 10 minutos, lo cual crea una ansiedad que lleva a multitud de solicitudes.

Sin embargo, estos préstamos son para cantidades mínimas, normalmente inferiores de 500 €, con una comisiones y gastos de formalización que hemos visto de TAE por encima del 10.000% anual. Pagaderos a 45 días con devoluciones de hasta el 200% de la cantidad prestada, lo cual lleva a que si se necesita una pequeña cantidad de dinero, al mes siguiente se deba devolver el doble, dejando completamente coja la nómina y en un problema mayor.

Los microprestamos es uno de los determinantes del desastre financiero final, por el que se nos solicitan continuamente refinanciaciones de préstamos y reunificación de deudas, ante la imposibilidad de pagos.

Debemos de tener en cuenta que en España hay límites máximos para la formalización de préstamos, pudiéndose anular préstamos por usura y todos los microcréditos en la actualidad, vivus, creditea… la incumplen, por lo que una correcta reclamación y una denuncia puede anular todos estos microprestamos al no ajustarse a la legalidad vigente.

microprestamos en asnef en Madrid

La mayoría de los microprestamos terminan en asnef

Prestamos para Navidad, Vacaciones o la cuesta de Enero

Estos son en muchos casos en principio del problema. Personas sin endeudamiento que si bien no generan ahorro, no están endeudados y ante la publicidad y las cómodas cuotas mensuales ofertadas, solicitan financiación para permitirse lujos que no se pueden permitir  o finalidades poco recomendables.

En estos casos, en los cuales no se ha podido ahorrar para viajes o extras ocasionales, como navidad, semana santa o verano, se solicitan préstamos personales para finalidades banales, con cuotas que si bien antes ya no se podían ahorrar, ahora generan un déficit mensual y en muchos casos un efecto llamada para repetirlo u otras finalidades afines, lo cual lleva a sucesivos préstamos y problemas futuros en la mayoría de los casos.

Son productos muy bien generados y publicitados en fechas claves, con un alto grado de aceptación, y muchas veces preconcedidos, casi nunca con las mejores condiciones debido a su finalidad, que empiezan endeudando a personas con poca generación de ahorro y que en la mayoría de los casos dan problemas al aumentar el ratio de endeudamiento y bajar la disponibilidad económica de los solicitantes.

Mejor refinanciar deudas personales que sobre endeudarse

En estos casos de solicitar créditos para pagar otros créditos o para hacer frente a pagos o por bajada de ingresos es conveniente no tener prisa y pararse a pensar si realmente lo necesitamos o si es la mejor opción.

Si se tienen prestamos personales, tarjetas de crédito o hipotecas que se hacen complicados de pagar y se piensa recurrir a nuevos préstamos ante una situación que se cree temporal, pero puede que no lo sea, podemos encontrarnos en un serio problema.

Sin embargo, en estos casos la reunificación de deudas puede ser una muy buena solución, evita el sobreendeudamiento solicitando más préstamos impagables y unifica todos los pagos reduciéndose con mejores tipos de interés y plazos más largos, lo cual hará mucho más fácil atender a los pagos y no incurrir en insolvencia.