El sobreendeudamiento lleva a la morosidad y deudas impagadas