El comienzo del final de las moratorias ya empezó desde hace unos dos meses, al finalizar el mes de septiembre que era  la última fecha para solicitarlas la fecha en la que empezarían a terminarse para los particulares fundamentalmente, pues el periodo era de 6 meses y la creación empezó en el mes de Marzo.

Una vez terminado el periodo, el importe de prestamos afectados por las moratorias fue de 175.000 millones de Euros, de los cuales se han reactivado ya préstamos por un importe aproximado de 100.000 millones. De todos estos, ya hay 2.400 millones afectados por impagos de familias y particulares que no han podido reanudar y hacer frente a sus obligaciones de pago y son créditos que serán calificados como morosos y de difícil cumplimiento.

Si bien el incumplimiento de este montante solo es un porcentaje del 2,4%, es un importe alto, pues son 2.400 millones en préstamos, por lo que existirá un alto importe de particulares afectados, que se deberán sumar a los que ya tenían problemas pre.covid, por lo que el importe afectado por impagos aumenta.

La banca ya de por si puesto de su parte, pues a las moratorias institucionales, se sumaron las del sector financiero por voluntad propia, que los aumento en otro periodo análogo, pero esto no ha impedido la aparición ya de los primeros impagos.

Esto se puede dar por varios motivos, la voluntad de solicitar periodos más cortos por los clientes o que las moratorias en la práctica no hayan tenido  las medidas esperadas, lo cual se ve agravado a la pérdida de empleos como se ha visto en los últimos datos de población activa o la bajada de ingresos para gran parte de la población. Además, casi la mitas de las moratorias sigue vigente, por lo que el número de impagos se estima podría incrementarse durante la cuesta de enero y Febrero, los periodos más duros económicamente del año.

En cuanto a las hipotecas, el final será sobre todo a partir del 2º trimestre del 2012, habiendo sido los primeros en expirar los del préstamo consumo, que será donde se podrá observar el verdadero impacto de la crisis sobre la economía y el sector de la vivienda.

Esto llevara a importantes ajustes por todos los bancos, pues las moratorias ya han hecho mella en sus balances, al aplicar carencias en los préstamos, pero también ha enmascarado y ha evitado efectos aun peores, como es la aparición y asumir un importante importe de préstamos en mora y fallidos

Financiaciones con asnef después de las moratorias

Una vez concluyan las moratorias, una importante parte de préstamos e hipotecas entraran en impago y por lo tanto en mora y asnef, por lo que conseguir la financiación será complicado y mucho más restrictivo.

refinanciar tarjetas  y prestamos con asnef

Es urgente refinanciar prestamos y tarjetas para evitar el asnef

Es conveniente si la reducción de ingresos es continua y se sigue prolongando durante la pandemia, empezar a tomar decisiones para reestructurar la deuda o los diferentes prestamos que se puedan tener y de los que se van a activar sus obligaciones corto plazo más pronto que tarde.

Una incorrecta obligación de pagos respecto a los ingresos y no adecuarlos de forma correcta, llevara a futuros impagos y dejar de atender recibos y obligaciones, con la inclusión en ASNEF, RAI, etc

La mejor opción si se está en situaciones de Ertes, futuros ERES, bajada de ingresos por nomina debido a ejercer su actividad de forma diferente, es la reestructuración de deuda, bajando las cuotas de forma permanente y no solo de forma temporal, como carencias a corto plazo por las moratorias, y alargando plazos o convirtiendo los intereses de los préstamos personales o tarjetas en hipotecarios, con tipos de interés en algunas ocasiones de menos del 30%  de los de las tarjetas de crédito, microcréditos, etc

¿Han sido buenas las moratorias?

Si las moratorias han sido un elemento correcto y oportuno, es algo que depende del periodo de tiempo, tanto a corto plazo como en plazos superiores, y dependiendo de cada individuo o agente financiero.

Para el Ejecutivo ha sido rentable en cuanto a su popularidad y la sensación de preocupación y que ofrecían facilidades para hacer frente a los pagos, con el consiguiente rédito político.

Es importante la reducción de deudas en cuanto asoma la crisis

Para el sector financiero ha sido bastante productivo igualmente, pues ha evitado que un gran número de préstamos entren en mora, con lo que han evitado realizar numerosas provisiones para préstamos dudosos en estos meses, lo que hubiera descuadrado todas sus cuentas y balances.

Para el caso de los deudores, empresas o particulares, el beneficio o perjuicio no es general y solo particular.

Hay que tener en cuenta que lo que se hace es aumentar el endeudamiento, bien capitalizando los intereses no pagados y a los que se les ha dado carencia sobre el principal del préstamo, o bien financiando esta carencia con nuevos préstamos consumo.

En el caso de deudores en los cuales la bajada de ingresos solo ha sido puntual durante un corto periodo de tiempo y sin una bajada de su volumen de negocio mas allá del estado de alarma, ha sido un estupendo elemento, evitándole hace frente a los pagos en un periodo sin ingresos.

En el caso de otros deudores, con pérdida de empleos, que ha reducido sus ingresos por inversiones en alquiler, perdida de su cifra de negocios por falte de demanda, etc. Ha llevado a tener un endeudamiento mayor que en los tiempos de bonanza precovid, lo cual ahora con mayores problemas económicos tendrá problemas para hacer frente y lo mejor hubiera sido hacer una reestructuración de deuda encaminada a un largo plazo fundamentalmente.