Según la  publicación de el boletín,https://www.elboletin.com/noticia/197042/economia/el-banco-de-espana-alerta-de-una-ola-de-morosidad-en-cuanto-acaben-las-moratorias-y-avales.html y las declaraciones del gobernador del banco de España, se espera un fuerte incremento de los imapgos a corto o medio plazo, en cuanto terminen las moratorias facilitadas por el sector financiero a los consumidores.

Según  Pablo Hernández, la situación futura es muy incierta y preocupante, pues el sistema financiero no estaba en absoluto preparada para una crisis Económica como la que estamos viviendo sin precedentes y de esta magnitud.

Se espera de esto un endurecimiento  del crédito hipotecario y una contracción debido a los balances de los bancos y a la situación de empresas y particulares con el fin de los avales y moratorias hipotecarias según el gobernador del banco de España.

Esto es una situación compleja y muy complicada para ya una maltrecha economía de la que hoy hemos conocido una bajada del PIB del 18,3% en el semestre anterior, y con graves consecuencias aún por venir a nivel económico, ante una situación que no para de empeorar día a día, tanto en lo que a sanitario se refiere como a la situación económica

Prestamos e hipotecas en Asnef

Según estas previsiones, el ajuste de las empresas, la bajada de demanda y por tanto de producción y el final de los Ertes y ayudas a empresas en un periodo no muy lejano, se producirá una contracción aún más de la economía que llevara al empeoramiento de muchos particulares y empresarios de su situación económica y que una vez finalizados las moratorias no podrá atender a los pagos pertinentes que en este momento están paralizados por  las ayudas estatales  de forma temporal.

Esto puede hacer que a medio  plazo, gran cantidad de estos préstamos se encuentre en impago y asnef, pasando las entidades a reclamarlos judicialmente o ,mediante ejecuciones hipotecarias en caso de hipotecas sobre cualquier tipo de activo inmobiliario.

Viso el panorama, se debe valorar de forma real la situación de las empresas en la ue se encuentran asalariados y las consecuencias que eta situación puede tener sobre los puestos de trabajos, si es factible mantener  la ocupación laboral actual o los ingresos o si es necesario refinanciar deudas personales con el fin de evitar la morosidad y ser incluidos en listas como asnef.

Es importante señalar que la reunificación de deudas es conveniente realizar la antes por varios factores, cuando antes se realice, menor será el coste y más opciones se tendrá, además de tener unos costes más reducidos y evitar gastos como reclamaciones, intereses de demora, levantamiento de embargos, costas judiciales etc

Cuando refinanciar deudas

Lo importante es refinanciar las deudas no cuando ya está en impagos, con fuertes intereses y dejándonos como morosos, sino cuando tenemos dudas de si podremos atender a los pagos.

Cuanto lo hagamos los gastos serán menores y más opciones tendremos para refinanciarlas. No es lo mismo reunificar préstamos al corriente de pago, que deudas y prestamos con impagos y que ya han sido reclamados en su totalidad, sin posibilidad de fraccionar pagos y no poder pagarlos por cuotas, una vez mejorada la situación económica.

Debemos tener claro que todas las deudas y préstamos  son refinanciables, pero no serán igual las condiciones, plazos o garantías que nos soliciten según el estado del tiempo en que se encuentren, por lo que es mejor actuar cuanto antes.