Aunque salimos ya del estado de alerta, la crisis del covid 19 sigue teniendo consecuencias en cadena para el sector bancario que no se salva al igual de los demás y por consiguiente para la formalización de hipotecas.

Cierre masivo de sucursales bancarias

En la actualidad, la banca cuenta con la mitad de sucursales que tenía en el 2009 antes de padecer los efectos más severos de la crisis de las hipotecas subprime que llevo a una reestructuración del sector financiero muy severa, con la fusión y absorción de gran número de entidades financieras y la anulación de costes fijos al bajar en un número significativo la red comercial y eliminar gran cantidad de costes.

La bajada de sucursales bancarias puede afectar de forma significativa a la concesión de hipotecas. La nueva estrategia de la banca se dirige cada vez más a la digitalización, con menos costes y más impersonal, con mayor peso en las apps y nuevas tecnologías-

Cierre de sucursales bancarias y digitalización hipotecaria

En la actualidad debido al confinamiento se han producido numerosos cierres de sucursales bancarias temporales  que pueden llegar a tornarse como definitivas y adelanto del cierre indefinidamente de muchas otras.https://elasesorfinanciero.com/la-pandemia-muestra-las-consecuencias-de-los-cierres-de-sucursales-bancarias/.

El cierre de oficinas puede tener efectos diversos, es España aproximadamente el 50% de los núcleos poblacionales no poseen entidad bancaria al ser municipios muy pequeños, lo cual lleva a numerosos problemas y a la digitación de muchos servicios bancarios y a la utilización cada vez menor del dinero en efectivo.

En cuanto al tema hipotecario, las consecuencias están por ver pero existirán. Actualmente, la concesión de hipotecas vía internet por experiencia se basa en un sistema más rígido de riesgos, con criterios muy predefinidos y poco dado a la negociación. Si bien el sector bancario tradicional tiene un sistema muy rígido, con productos muy rígidos y definidos y que no admite la negociación, la tramitación por internet lo es aún más, muy impersonal y sin contacto con delegados con peso para adecuar los productos a las demandas del cliente.

Existen además criterios de finalidad de hipoteca muy definidos enfocados casi siempre a la compra, por lo que finalidades como liquidez, financiación de negocios, líneas de crédito para circulante o reunificación de deudas son aún más complicadas al ser productos que deben diseñarse un poco a medida del demandante y sin una oferta específica por parte de las entidades financieras.

Lo cierto es que la pandemia ha traído cambios bruscos que se estaban realizando poco a poco en el tiempo, el teletrabajo ha venido para quedarse subiendo de golpe en España más de un 20% de golpe, la seguridad sanitaria vacía los centros de trabajo y nos empuja a la digitación, hacia entidades más elitistas y personales que con  los criterios actuales es posible que puedan sacar del sector a los demandantes de crédito con un perfil menor

En la actualidad no es difícil que perfiles que se deniegan en  el sector digital sean aprobados en la red comercial bien por motivos comerciales o el empuje de los gestores que poseen un conocimiento mas amplio de los clientes, mostrándonos que el mismo banco opera de forma diferente dependiendo de donde acudamos a presentar nuestra solicitud.