Al adquirir una vivienda, normalmente el banco financia el 80% del valor de compra o el de tasación, normalmente el inferior de los 2, pero si existe una fuerte discrepancia entre ambos ¿Podemos conseguir un préstamo más elevado? ¿ O si estamos comprando a un muy buen precio y su valor y de tasación es más elevado? ¿Podemos sobrefinanciar?

Existen casos, en los cuales dependiendo del perfil del cliente, en que ciertos bancos son más flexibles a la hora de fijar el préstamo hipotecario y es factible conseguir una financiación al 90% de la compra con una tasación más elevada.

financiar viviendas al 90% de compra en Madrid

Es posible financiaciones por encima del 80 con necesidad de menos ahorro

 

Hipotecas al 90% del precio de compra sin aval

No es un producto que se pueda conseguir  fácilmente en muchas entidades financieras, y menos para cualquier perfil económico. Es un producto que se puede obtener en bancos con una mayor flexibilidad, con un perfil personal estable y desahogado y siempre que la petición tenga un valor inferior de préstamo al 80% de la tasación.

Si bien  de entrada y en la publicidad de las distintas hipotecas es algo que no se suele ofrecer de entrada, es un producto susceptible de concesión por el sector bancario, sabiendo con quien presentarlo y poder llevar una negociación a buen término. En muchos casos, existen gestores bancarios muy pocos dados a asumir riesgos más allá de los habituales, por lo que será complicado poder obtener esta sobrefinanciación.

En otros casos, es muy posible e incluso llegar a financiar el 100% de la compra o aun mas, financiar el 100% de la compra de una casa más gastos, aportando garantías adicionales como avalistas, doble garantías como propiedades, fondos o acciones a pignorar durante el periodo de préstamo, etc.

financiar viviendas por encima del 80% en Madrid

Es posible incrementar la financiación y llegar al 90%, al 100% y en algunos casos, financiar gastos también.

Como conseguir hipotecas por encima del 80%

En caso de solicitar una hipoteca con nuestro banco de toda la vida, donde tenemos los ahorros e ingresos domiciliados y esta sea rechazada, podemos estudiar otras opciones, con mayor o menor posibilidad de éxito para conseguir financiaciones por encima del 80% de la compra.

  • En primer lugar, y la opción más sencilla, incluso con perfiles no tan vips como nos solicitarán otras opciones, es la compra de inmuebles que pertenezcan a la entidad financiera. Normalmente, las entidades financieras, con tal de desprenderse de activos, pueden aprobar y conceder operaciones que no se realizarían para otras viviendas.
  • La contratación de un intermediario financiero especializado en la búsqueda e intermediación financiera. Un asesor especializado, con contactos específicos y que sepa dónde y en que momento es viable solicitar una financiación por encima de los parámetros habituales, además de conocer las entidades tasadoras que lo pueden hacer viable, consiguiendo tasaciones con un valor superior al de precio de compra que permita la financiación hasta el 80%
  • Buscar y negociar con otras entidades hipotecas más flexibles si contamos con buenas condiciones económicas y se puede ser un cliente atractivo para otras entidades. Esto tiene muchos problemas, pues nos podemos encontrar con que la solicitud se haga en lugares de la entidad que si bien entra a este tipo de productos, la persona o gestora del banco lo desconozca o no sea susceptible a atender solicitudes con mas riesgo del normal. Es muy habitual que operaciones que le son denegadas al cliente en una entidad, sean aprobadas por el bróker en la misma entidad, no llegando a comprenderlo los clientes. Esto se debe a saber que tornillo apretar específicamente y no solicitarlo sin conocimiento del departamento de riesgos conveniente o la necesidad de obtener números y cumplir objetivos de la zona de negocios.
  • como conseguir hipotecas por encima del 80% en Madrid

    Una financiación por encima del 80% aumenta el abanico de opciones de compra

Características de las hipotecas al 90% de compra de la vivienda

No difieren mucho en la mayoría de los aspectos, legal  o jurídicamente. La formalización es exactamente la misma y los plazos, formalización o documentación es igual.

La diferencia estriba es que son hipotecas en las que se aporta menos ahorro, el banco financia más y asume un mayor riesgo, por lo que normalmente exigirá una mayor rentabilidad, siendo los tipos de interés mayores o bonificaciones por vinculación menor, al existir una oferta mas reducida de estos productos.