Al igual que todos los sectores, el sector bancario también va a cambiar influido por la crisis del Covid 19. Si antes  de la crisis ya veíamos movimientos a paso lento del camino al que nos dirigíamos, después del verano veremos que la tendencia no haca más que acelerarse y la dirección es mucho más clara.

Menos opciones bancarias para el demandante de crédito

Al igual que paso en la anterior crisis anterior, no sería extraño que viéramos alguna fusión lo que llevaría a que se reduzcan las opciones bancarias de cara al consumidor. Esto ya paso en el 2008 y lo estábamos viendo antes de marzo, pues con la absorción del Popular por Banco Santander, ya era muy normal la reducción de sucursales de ambos bancos y el cierre de oficinas.

Las opciones de fusión son varias https://noticiasbancarias.com/bancos/11/07/2020/barclays-banca-espanola-podria-iniciar-posibles-fusiones-antes-del-proximo-otono/217057.html, y algunas entidades como Liberbank y Bankia llevan varios años sonando la absorción de su red comercial, por lo que no sería extraño que al final se produjera.

Además, con la crisis, se van a producir enormes pérdidas en el sector bancario, como en todos los sectores, se producirá un importante aumento de la morosidad, se solicitaran más provisiones. Lo que llevara a un importante reducción del beneficio del sector bancario https://noticiasbancarias.com/bancos/14/07/2020/barclays-preve-que-la-banca-espanola-reduzca-un-52-su-beneficio/217605.html, según se espera a más de la mitad.

Ante esta bajada de los beneficios lo normal es que las entidades financieras reduzcan sus gastos, mediante las fusiones, cierre de sucursales y por tanto reducción de los costes fijos, encaminándonos a una banca cada vez más online con menores costes y buscando maximizar beneficios

Como afectara el cambio de la banca a los prestamos

Lo primero que podremos observar es un mercado más reducido y una menor competencia a la hora de buscar, comparar y solicitar préstamos e hipotecas. Una menor cantidad de entidades, con una mayor cuota de mercado asegurada, puede llevar a mercados cercanos o parecidos al oligopolio.

En todos los mercados, una mayor competencia es buena para el consumidor, con ofertas en el mercado más amplias y con mayor cantidad de productos y más competitivos

Sin embargo, un sector financiero con menos entidades para competir, con unos beneficios drásticamente reducidos, nos puede llevar a mercados con menor competitividad, con ofertas no tan agresivas y con mayor poder de negociación de las entidades financieras, al no poder optar a un número elevado de ofertas hipotecarias, si estimamos que la que un banco nos ofrece es mejorable o no totalmente satisfactoria.

En consecuencia si esto sigue así, nos encaminamos a un mercado online con criterios más rígidos y menos flexivos, más impersonal y menos adaptado al consumidor. También existirá una menor guerra de precios entre entidades a la hora de captar al cliente, debido a que el mayor número de estas entidades habrán desaparecido.